Si eres runner, si haces footing o simplemente corres, debes comer Jamón Ibérico de Bellota. Excusa perfecta, pero sobre todo, alimento adecuado para las necesidades de proteína de los deportistas.

Para que puedas contar con argumentos suficientes para incluir este manjar en tu dieta deportiva, tienes que saber que 100 gramos de Jamón Ibérico de Bellota aportan 250 calorías y son una gran fuente de ácidos monoinsaturados. Y después del aceite de oliva virgen extra, el jamón ibérico de bellota es la principal fuente de ácido oleico y, por supuesto, fuente de proteínas.

De esos 100 gramos que hemos conseguido comprar en un sobre loncheado de Castro y González, 45 gramos son pura proteína y sabemos que van directo a desarrollar la masa muscular.

Pero además, el ibérico de bellota es rico en vitaminas del Grupo B, vitamina E, y rico en minerales como el cobre que es esencial para los huesos y cartílagos que tanto trabajan durante los entrenamientos y carreras.

Los deportistas, tanto los profesionales como los amateur, deben consumir importantes cantidades de minerales como hierro y zinc y, sobre todo, carbohidratos.

Además el Jamón Ibérico de Bellota retrasa la fatiga por su aporte de hierro, vitaminas B y Zinc. Además del sodio, potasio y fósforo.

Mención especial merece el zinc. Un estudio de la Universidad del Sur de California, avalado por el Servicio de Investigación Agrícola de Estados Unidos dice que el consumo de 20 gramos de zinc cinco días a la semana durante tres meses provoca en los adolescentes una memoria más dúctil, una mayor destreza mental, más capacidad de atención, de comprensión y de retención.

Y por, último si todos estos argumentos no son suficientes para incluir en la cesta de la compra unos paquetes de loncheado de Ibérico de Bellota de Castro y González, gracias a su rico contenido en zinc también es afrodisíaco y eleva la fertilidad.