El paté forma parte de las meriendas favoritas de los niños. Se trata de un plato típico francés que en Francia se come como si fuese un filete: con cuchillo y tenedor. Sin embargo, nosotros solemos untar esta pasta sobre rebanadas de pan.

Ingredientes:
· 200 gramos de jamón ibérico
· 200 gramos de jamón de York
· 2 huevos duros
· Nata líquida

Consejo: para darle el toque final, puedes añadirle una pizca de pimienta negra molida y/o nuez moscada.

Elaboración:
Pica el jamón ibérico y el jamón de York en trocitos pequeños

Pica los huevos duros en trozos

Echa los dos tipos de jamón y el huevo picado en un recipiente para batir o un bol y añade poco a poco 100 cl. de nata líquida mientras bates la mezcla con una batidora. Realiza este proceso hasta que quede una pasta homogénea.

Vierte el contenido en un recipiente tipo flanera y mételo a la nevera para que se enfríe conservando la forma.

Puedes preparar sandwiches a los niños o ponerlo con pequeñas rebanadas de pan para enseñarles cómo se unta.

Nota: El paté casero puede durar entre 2 o 3 días si lo conservas en la nevera.