Comienza un 2020 cargado de buenos deseos y, por supuesto, es el momento ideal para plantearse nuevos propósitos. ¿Has pensado en adoptar una vida más saludable? Quizás este sea el momento oportuno para proponerte metas alcanzables que te ayuden a llevar una vida más sana, tanto para tu mente como para tu cuerpo. Aquí te dejamos algunas sugerencias: 

Mantén el movimiento 

Aunque el trabajo se robe toda tu energía, aunque no tengas el equipo deportivo más completo del mundo, aunque no quieras: Muévete. Sal a caminar con algún amigo o amiga, apúntate a clases de yoga o en un gimnasio, pero encuentra al momento para darle un respiro a tu cuerpo.  

Deja atrás los malos hábitos 

¿Fumas? ¿Te saltas comidas? ¿No duermes lo suficiente? Tu rutina puede obligarte a adoptar determinados malos hábitos que, el día de mañana, te pasarán factura. ¡Es momento de formular nuevos propósitos». Piensa en tu alimentación, la Organización Mundial de la Salud recomienda regular el consumo de azúcares, sal y grasas. Y aumentar el consumo de frutas y verduras. Quizás podrías empezar por allí.  

Un poco de cultura 

Deja un poco la pasividad de las series y exponte a situaciones nuevas. Puedes aprender un idioma, leer un libro, ver una obra de teatro, visitar museos…Es probable que al principio te resulte algo extraordinario, pero cuando lo conviertas en hábito, esperarás con ansias ese momento de desconexión.  

Cultiva tus afectos 

Conecta con ese amigo de la infancia, visita más seguido a tus padres, organiza planes con tus amigos y haz un esfuerzo por llevarte bien con las personas que te rodean. Comparte. Hacerse del tiempo para cultivar las relaciones amistosas y familiares mejorará significativamente tu calidad de vida.   

¿Ya tienes en mente cuáles serán tus propósitos de este año?