Solo hay que mirar la fotografia, es más que seguro que esta receta no defrauda.

Ingredientes (cuatro comensales):

400 g de lentejas, 3 zanahorias, 2 cebollas medianas, 2 puerros, 1 tira de alga Kombu, 1 hoja de laurel, sal, aove,

Además: 40 g de colmenillas deshidratadas, 100 g de jamón ibérico, aove, 1 diente de ajo, 2 c/s de aove royal, trufa negra melanosporun, la cantidad a tu gusto.

Aceite trufado: AOVE y trufa (poner dos dedos horizontales de  aceite en un frasco con cierre hermético, añadir las lascas de trufa, cerrar el tarro y dejar macerar un par de días).

Pre-cocina:
*Poner a remojo las setas media hora antes de utilizarlas.
*Cortar las verduras: la cebolla en juliana fina, el puerro en aros y la zanahoria en palitos de 1/2 cm.

Preparación:
Poner a cocer las lentejas con la tira de alga y sin nada de sal, las dejaremos 10 minutos.

En una sartén con dos cucharadas soperas de AOVE salteamos las verduras rápidamente, queremos que nos queden al dente y que cambien de color, les añadiremos un golpe de sal, el laurel y las incorporamos a las lentejas.

Cocinar bien tapadas hasta que casi estén, a falta de cinco minutos.

Machacamos el ajo y lo añadimos a la sartén, cuando comience a dorar lo retiramos, agregamos las setas y las salteamos, en el momento que comiencen a cambiar de color añadimos el jamón, queremos que se caliente pero no que se fría. Se trata de un rehogado rápido, que suelten sabor pero que no se terminen de cocinar.

Añadimos el sofrito a las lentejas y dejamos cocinar unos minutos hasta  que estén en su punto, probamos para ajustar la sal.

Emplatamos, en la base de un bonito plato hondo colocamos las lentejas, por encima las colmenillas repartidas por toda la superficie, sacamos el plato a la mesa y a cada comensal le añadiremos en su plato unas lascas de trufa entresacadas en el momento y unas 15/20 gotas de aceite de trufa casero.

 

Fuente: cocinayaficiones.com por Concha Bernad