Una cata es una magnífica opción si disfrutas de las experiencias únicas que ofrece el mundo de la gastronomía. Estas son las tres razones por las que deberías asistir a una cata de jamón y dejarte asombrar por la degustación de un buen jamón ibérico de bellota.

Aprenderás y disfrutarás al mismo tiempo

Disfrutar del sabor del jamón de bellota no es el único objetivo de la experiencia. El hecho de celebrarla en grupo la convertirá en una ceremonia entorno a la tradición y la naturaleza. Una de las claves para aprovechar al máximo la experiencia es valorar la delicadeza que requiere llegar a la pieza que vamos a saborear. En la cata tendrás el privilegio de aprender de expertos cómo cada momento influye en la calidad del manjar que degustarás y apreciar las distintas cualidades de cada pieza.

Los matices del jamón se potenciarán al máximo…

Nada es comparable al exquisito bocado de una loncha de jamón perfectamente cortada por las manos de los que más saben. La sutileza necesaria únicamente es alcanzable para los cortadores profesionales que te acompañarán en la cata y te harán disfrutar al máximo de cada bocado. Resaltar los aromas y el sabor del jamón de bellota será tarea de los vinos que escojas; si no eres experto en el asunto, no te preocupes: los encargados de la cata se asegurarán de recomendarte el mejor maridaje. ¡Solo déjate llevar por la fusión y disfruta de los matices diferentes que cada uno de ellos despertará en tu paladar!

…y tus cinco sentidos también

El gusto no será el único protagonista. Las distintas fases convertirán la cata en un recorrido completo por los cinco sentidos. El impacto visual que causa una buena pieza, estilizada y con un color rojo intenso y brillante hará que empieces con buenas sensaciones y puedas admirar sus calidades: la grasa, si el jamón está correctamente cortado, se funde entre los dedos y deja libres todos los aromas. A través del paladar se canaliza, por fin, el placer de la experiencia completa. Y, si tienes la suerte de dar con un jamón ibérico de bellota Castro y González, la jugosidad y el intenso sabor conquistarán tus sentidos y te convertirán en un fiel aficionado al mundo del jamón de bellota y el entorno del cerdo ibérico.

¿Con quién te gustaría asistir a una cata de jamón?