A mediados del siglo XVII, Jan Swammerdan descubrió en una colmena que la larva elegida para convertirse en reina era alimentada con una masa blanca. Esta sustancia se produce en las glándulas de las mandíbulas de las abejas jóvenes, la llamó el jarabe nutritivo de la reina, la jalea real.
El poder de este alimento lo demuestra el hecho de que el peso de esta pequeña larva aumenta los cinco primeros días 3.000 veces, dobla en tamaño a una abeja obrera, pone diariamente 2.000 huevos, que es el doble de su propio peso y alcanza una edad de 4/5 años viviendo 40/50 veces más que cualquiera de las otras abejas.
Y es que la jalea real contiene una amplia gama de aminoácidos, proteínas, sustancias minerales, oligoelementos, enzimas, vitaminas, lípidos, ácidos grasos, hidratos de carbono y otras sustancias aun no investigadas (un 3%).

La composición de la Jalea Real es tan compleja y larga que no cabría en este blog. Todo esto, en el organismo humano, hacen que básicamente se estimule el metabolismo celular, aumente la absorción de oxígeno y mejore nuestro bienestar general, el sistema de defensa de nuestro cuerpo y nos hace recuperar la energía consumida.
Esta aportación en el tipo de vida moderna es muy recomendable por la pérdida de vitalidad debida a los problemas de concentración, el nerviosismo y el estrés al que se está expuesto diariamente. Su gran tolerabilidad la convierte en un tónico natural único en el mundo, indicado para todas las edades y para los niños en sus momentos de mayor actividad y es el alimento ideal para la tercera edad, siendo una poderosa arma contra el envejecimiento. Según diversos estudios, es realmente eficaz en los cambios estacionales por el cambio rápido de las agresiones externas al que nos vemos sometidos.
La Jalea Real es el alimento más concentrado de la naturaleza y no necesita de la digestión, es totalmente asimilable y pasa directamente a la sangre para enriquecer los tejidos de reposición y de crecimiento.
La Jalea Real recibe la denominación por algunos de producto milagroso. Lo que es innegable es que rinde buenos servicios y resultados a la salud.