Una idea vistosa y resultona muy fácil de elaborar.

Ingredientes:
· Jamón ibérico de bellota (mejor Castro y González)
· Un trozo pequeño de queso parmesano
· Un puñado de pistachos
· Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
Cortar con una mandolina, o con algún utensilio que nos permita sacar lascas, el queso parmesano y repartirlo sobre el jamón presentado en un plato. Salpicarlo con pistachos pelados y en trozos muy pequeños, regar con un hilo de aceite.

Sobra decir que tanto el queso, como el AOVE y los pistachos deben ser de la más alta calidad, si no… estamos fastidiando el plato.

Fuente: www.tobegourmet.com