No lo decimos nosotros, pero estamos encantados del informe que ha publicado recientemente el Instituto Médico Europeo de la Obesidad y que hace una serie de recomendaciones para mantener una dieta saludable durante el verano. Y entre los ingredientes que se pueden tomar se encuentra el Jamón Ibérico de Bellota.

El Jamón Ibérico está entre los productos que se pueden consumir tanto en la playa como en la montaña para que el verano no nos pase una gran factura. Junto al ibérico de bellota podemos consumir de manera habitual agua, infusiones, café con leche desnatada, horchata, zumo de fruta natural, zumo de tomate con pimienta, bebidas Light o Zero, cerveza, tinto sólo con gaseosa cero, vino blanco, banderillas de encurtidos, mejillones y berberechos al natural, gambas cocidas o a la plancha o pulpo con pimentón.

Así que nos sale un menú sabroso, equilibrado y apto para consumir en una terraza al borde del mar, o en una casa de montaña.
Nuestro Ibérico de Bellota o nuestro Castro y González Selección pueden acompañar también un picnic si la opción es pasar todo el día fuera de casa. Con pan y con las bebidas que ya hemos indicados, nos surge un menú espectacular y con la satisfacción de saber que seguimos con una dieta equilibrada, saludable, apta para toda la familia y en cualquier sitio.
Lo que tenemos que evitar, en la medida de lo posible, son los batidos azucarados y helados industriales, el socorrido bocadillo de tortilla de patata, chorizo o salchichón, una hamburguesa completa, el perrito caliente, la bollería, galletas de chocolate, patatas fritas, frutos secos, ensalada de pasta con salsa rosa, humus con crudités de pan tostado, ensaladilla rusa, empanadas, filetes empanados o frituras de pescado.