Con este modo veloz que nos imprime la vida moderna, a veces tenemos que gestionar el poco tiempo que disponemos acabando en ocasiones sacrificando la dilatada preparación de la comida hacia propuestas más fáciles y rápidas, muchas veces poco saludables.
La intención de este artículo, es recopilar ciertos consejos interesantes para alimentarnos mejor publicados por distintos especialistas.
Si nos inclinamos hacia la comida rápida o precocinada, mejor saber elegir alimentos más saludables. Mejor escoger una ensalada, que siempre un kebab o una hamburguesa.
No hace falta tampoco elegir el menú XL, es recomendable ingerir cantidades más pequeñas de este tipo de comida, ya que contiene muchas calorías.
Haz la compra de comida con una lista precisa y evita los antojos.
Aparte de agua, bebe muchas infusiones, durante la comida como fuera de ella.
También es adecuado restringir las bebidas azucaradas o energéticas, es mejor la opción de bebidas más suaves, la mejor el agua, es la más sana.
Al momento de cocinar los alimentos, mejor elimina la grasa excedente y si se trata de fritos coloca debajo una servilleta de papel adherente para que pueda absorber el aceite sobrante.
Estar prevenido en caso de almuerzo o merienda si estás fuera, intenta llevar en la mochila o bolso alguna pieza de fruta o barrita saludable.
Es buena opción elegir pan integral si es posible, el pan blanco engorda más.