La marca España ha sabido abrirse camino a nivel mundial hasta convertirse en una de las gastronomías mejores valoradas. Desde hace cientos de años que se consagra como uno de los países punteros en estrellas Michelin. Los turistas de todo el mundo llegan al país para disfrutar de sus increíbles paisajes, al igual que para deleitarse entre paellas, tapas y una lista interminable de delicias.

Estos son los tres manjares españoles que enamoran al mundo y que se abren paso en las alacenas de los hogares de todo el planeta:

El queso

Somos un país enamorado del queso. Y nuestra pasión por él es directamente proporcional a la dedicación que ponemos en elaborar quesos exquisitos. El manchego es el más popular fuera de nuestro país, además del Cabrales y el Mahón. Pero el que se llevó todos los aplausos en el World Cheese Awards 2019, los Oscars de los quesos, fue la tradicional Torta del Casar, que consiguió el tercer puesto en el pódium de los mejores del mundo.

El aceite de oliva, el oro líquido español

Y si es oliva, que sea virgen extra. Repleto de propiedades beneficiosas, el aceite español es mundialmente valorado. Tan es así que, de los 100 mejores aceites de oliva vírgenes del mundo que se incluyen en la guía Evooleum, 81 son de origen español ¡al igual que el primer clasificado! No por nada somos líderes mundiales en producción y comercialización del aceite de oliva.

De hecho, nuestro país produce casi la mitad del aceite de oliva que se consume a nivel mundial. Según datos de La Interprofesional del Aceite de Oliva Español, la superficie de nuestro territorio dedicada al olivar ronda los 2,5 millones de hectáreas. ¿Lo sabías?

El jamón de bellota

Al igual que el AOVE, el último en nuestro ranking de los tres manjares españoles que enamoran al mundo es el jamón de bellota. Cuenta con propiedades muy beneficiosas para nuestro organismo (te lo contamos en este artículo). Es uno de nuestros alimentos estrella y uno de los más demandados a nivel internacional, un producto arraigado a nuestra cultura alimentaria desde hace miles de años. Y no hay quien subestime el sabor de un buen jamón español.

Cada vez son más los países que se rinden ante el jamón ibérico de bellota y se empapan en la cultura del jamón y del cerdo ibérico. Dentro del continente europeo son Francia, el Reino Unido, Italia y Portugal nuestros fieles seguidores. Fuera de Europa, Estados Unidos, China, Japón o Chile también han dejado entrar una porción de nuestras dehesas en su cultura.

Y la lista continúa: turrón, gazpacho, anchoas, boquerones, pimientos del Padrón… nuestra cultura gastronómica es fascinante. Y cuando algo es bueno, ¡triunfa en todos lados!