El lomo embuchado, es uno de los productos más distinguidos en la oferta de Castro y González. Es un embutido de carne hecho a partir de lomo fresco de cerdo prácticamente libre de grasa externa. Salado y adobado se embute en tripa natural también de cerdo y finalmente se cura al aire en un proceso que puede durar hasta 60 días.

Cuando el lomo se elabora a partir de cerdos de raza ibérica, mejor todavía, estamos hablando ya del famoso lomo embuchado con unas propiedades y beneficios sobresalientes para nuestro organismo.

El lomo embuchado es un producto de calidad y con un sabor particular, muy apreciado por sus propiedades organolépticas. Por su aroma, vistosidad y sabor se recomienda consumirlo en crudo, cortado en finas lonchas para servirlo en las típicas tablas de embutido. También se puede servir en tapas, canapés y bocadillos.

Se debe conservar en un lugar fresco y seco. Su color exterior es rojo claro y por dentro es rojo más vivo con aspecto como marmóreo debido a la grasa que lleva infiltrada.

Nuestro lomo ibérico de bellota es de color rojo burdeos intenso con vetas de grasa de tonos perlados, tacto suave y untuoso, sabor persistente con un aroma intenso y placentero. El lento proceso de secado natural y el adobo hecho de pimentón y especias naturales empleados por la familia durante tres generaciones, confieren a nuestro lomo de bellota ibérico un bouquet incomparable.

Una de las propiedades destacadas de este producto es que sus proteínas tienen un elevado valor biológico y la calidad de ésta, es muy elevada por su contenido en aminoácidos esenciales. Contiene grasas, sodio y vitaminas de tipo B, no tiene hidratos de carbono y el hierro que contiene es hemo, de fácil absorción y mayor eficacia que el hierro procedente de origen vegetal. También aporta magnesio, zinc, fósforo, potasio y sodio además de cantidades notables de vitaminas del grupo B, tiamina (B1), riboflavina (B2), piridoxina (B6), niacina y vitamina B12.