Como es normal mamis y papis se pueden preguntar cómo actuar con algunos de los alimentos de la dieta mediterránea. Es cierto que los bebés durante los primeros meses de vida se alimentan casi exclusivamente de leche. Apartir del año aproximadamente es cuando empiezan a introducirse en la dieta otro tipo de alimentos con un aporte variado de distintos nutrientes.

No hay duda, el Jamón Ibérico de Bellota es un alimento agradecido en la dieta infantil. Se trata de un producto totalmente apto para los niños y que les aporta gran parte de los nutrientes que necesitan para su desarrollo.
Entre otros, 100 gramos de Jamón Ibérico aportan un 75% de proteínas, 25% de vitaminas y 20% de minerales. Entre dichos minerales, destaca el cinc, un elemento que ayuda al sistema inmunológico y al crecimiento.

Debemos tener en cuenta que entre los 3 y los 6 años de edad, los niños cogen 2 kilos de peso y crecen entre 6 y 8 centímetros, por lo que necesitan alimentos muy nutritivos. Y el Jamón Ibérico les ayuda en ese camino. Además, gracias a su ácido oleico ayuda a controlar los niveles de colesterol.

El Jamón Ibérico es saludable también en la adolescencia y supone incorporar a la alimentación un producto natural, específico de la dieta mediterránea y que les ayudará en su futuro como adultos a cuidarse.

Es precisamente en la edad temprana cuando es importante ir desarrollando unos hábitos saludables en cuanto a la forma de comer ya que una malnutrición puede ser acusada durante largo tiempo.

Ya de adolescentes y mayorcitos el Jamón Ibérico sigue siendo una pieza fundamental de la alimentación y, por ejemplo, consumir 40 gramos al día de este producto proporciona nutrientes suficientes, sin engordar, para mantener una dieta saludable.

La manera de tomarlo también ayuda a introducirlo en la dieta, ya que, como sabemos, no necesita ningún tipo de preparación. Eso sí, un buen corte de jamón o un loncheado de Castro y González, es una de las mejores opciones para poder degustar todo su aroma y sabor. Si nuestros niños se habitúan a un producto tan natural y saludable como los ibéricos aprenderán a alimentarse en general de una manera ordenada.