Esta receta tiene su origen en Francia de la mano de Marie-Antoine Careme se ha  hecho más que popular, pero después de tanto tiempo se ha ido adaptando a nuestra época.

Ingredientes de las croquetas de jamón ibérico para 5 personas
· 50 grs. AOVE
· 1/2 cebolla o una cebolla pequeña
· 1 diente de ajo
· 70  gr. de harina
· 250 gr. de jamón Ibérico (mejor si es Castro y González)
· 1 l. de leche
· Una pizca de nuez moscada y/o pimienta negra

Para el rebozado
· 2 huevos
· Harina
· Pan rallado
· Aceite

Elaboración                                                                      
Bueno, empezamos cortando el jamón en tacos pequeñitos, magros mejor y con poquita grasa. Una vez cortados en un cazo calentamos la leche a fuego lento con el jamón dentro.

Lo dejamos cocer a fuego lento unos 15 minutos. Esto conseguirá que el jamón se vuelva más jugoso y la leche tenga un saborcito a jamón increíble. Mientras esto se cuece, picamos la cebolla y el ajo y lo sofreímos, pochado a fuego muy muy lento, con un poco de aceite, que no se nos queme ni se nos pase porque amargará y quedará duro.

Una vez pochado el ajo y la cebolla echamos aceite de oliva virgen extra, echamos también la harina y la mezclamos bien. Este es el punto crítico, remueve, remueve y remueve, dale tiempo para que la harina se haga bien.

Luego sin dejar de remover añade la leche poquito a poco y con paciencia, que no te importe si te cae algún tropezón del cazo, sigue vertiendo y removiendo a fuego lento durante 10 o 15 minutos hasta que veas que la masa está bien ligada.

Le echáis los tropezones y finalmente culmináis con la nuez moscada y/o la pimienta.

Deja reposar la masa y si te ha quedado muy suelta métela en la nevera, una vez cuajada, moldea (puedes utilizar el truco de bandeja y cortarlas en cuadrados) pásalas por harina, huevo y pan rallado. Fríelas en aceite bien caliente preferiblemente de oliva virgen.
Fuente Alberto Fernández /  vinoycocina.es