No todos los jamones son iguales, como tampoco es igual cuando el corte de una pieza única lo realiza un experto en el corte de jamón, acercándote su arte y resaltando cada matiz. Disfrutar de unas lonchas del mejor Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González es una experiencia única. Un viaje que comienza con los mejores recursos de nuestras dehesas y culmina en las manos profesionales de nuestros Maestros Cortadores.

El arte de cortador de jamón

El corte del jamón es mucho más que acercar una pieza a un comensal. Es un trabajo artístico de quienes cuidan cada detalle para presentar un plato capaz de transmitir tantas sensaciones como matices. Es la capacidad de ofrecer una espiral de sabores y aromas que agudizan los sentidos.

Los cortadores profesionales son capaces de preservar al máximo la fibra del jamón, así como de aplicar una técnica impecable en la rectitud del corte y ofrecer una muestra untuosa, con la grasa justa. Pero, sin duda, es el estilo propio del profesional el que hace la diferencia, la gracia de sus movimientos y la capacidad para decidir con precisión cuál será el tamaño y grosor ideal de cada loncha.

El placer hipnótico y el lujo de un corte de precisión

En todo evento donde haya un Jamón de Bellota (falta cada vez menos para que volvamos a esos placeres compartidos), cuando el Maestro Cortador hace su trabajo, se para el tiempo. Es cuestión de minutos hasta que las personas se agrupen frente a la pieza y el cortador, para observar el placer hipnótico de un corte bien hecho.

Una pieza musical, el maridaje perfecto y la compañía adecuada, son los ingredientes que realzan la experiencia que culmina en un evento inolvidable.

Los maestros cortadores de Castro y González

La figura del Maestro Cortador de jamón es central a la hora de la degustación y una insignia de la cultura española y del mundo del jamón. Además de una figura fundamental que le da un cierre de oro a nuestros productos.

Por este motivo, cuando no es posible deleitarse con un corte en directo, son nuestras piezas envasadas al vacío las que entran en juego. Una selección de lonchas cortadas a mano por nuestros Maestros Cortadores.

El sellado al vacío preserva las propiedades, aromas y matices potenciados por el corte, y garantiza que, una vez abierto y tras oxigenarse durante unos pocos minutos, puedas disfrutar del producto como su fiera recién cortado. El maestro cortador de jamón hace posible que la montanera, años de curación y el saber hacer centenario de la familia Castro y González, se condensen en una loncha inolvidable.