Hay cuatro cosas que los fenicios desplegaron por todo el Mediterráneo: los olivos, las vides, el alfabeto y, por supuesto, los vinos jerezanos. De aquellos antiguos caldos hoy son herederos el jerez y sus muchas variantes: palomino fino, oloroso, palo cortado, pale cream, amontillado… Porque el Jerez es todo un universo lleno de sensaciones que merece la pena […]

Read More