Sin secretos, una receta sencilla y que no defrauda

Ingredientes:
· Alcachofas frescas
· Aceite de oliva virgen extra
· Vinagre de Jerez
· Jamón Ibérico en finas lonchas
· Perejil fresco
· Ajos
· Sal

Instrucciones:
Ponemos abundante agua a hervir con un poco de sal.
Limpiamos las alcachofas y dejamos sólo los corazones tiernos.
Cuando el agua empiece a hervir introducimos las alcachofas y dejamos cocer hasta que estén tiernas, pero no deshechas.
Las dejamos escurrir bocabajo sobre un escurridor.
Mientras tanto, hacemos el crujiente de jamón:
Ponemos papel absorbente de cocina sobre un plato llano.
Encima del papel las lonchas de jamón separadas unas de otras (deben ser finísimas para que se queden secas y crujientes).
Cubrimos con papel absorbente.
Ponemos otro plato llano encima.
Llevamos al microondas, a máxima potencia, 2 minutos.
Les damos la vuelta a las lonchas y dejamos 1 minuto más.
Quitamos el papel y las dejamos enfriar.

Hacemos la vinagreta:
Picamos muy menudito perejil y ajos, la cantidad según el número de alcachofas, ponemos en un bol.
Le añadimos aceite virgen extra, vinagre de Jerez y un poco de sal.
Batimos con un tenedor hasta que se mezclen los ingredientes, reservamos.

Montamos el plato:
Colocamos las alcachofas en una fuente.
Le ponemos, a cada una, una cucharadita de vinagreta.
Rompemos los crujientes de jamón y pinchamos un trozo a cada una.
Servimos enseguida acompañadas de un poco más de vinagreta para que cada cual se sirva a su gusto.

Fuente: Bruno Oteiza – Hogarmania.com