Cortar un jamón de bellota es un arte. Y todos lo que han vivido esta experiencia van detrás del santo grial: la loncha perfecta. Esa que cortan con suma destreza los maestros cortadores de jamón, y que empuja a los principiantes a practicar una y otra vez. Pero ¿a qué aspiran los grandes cortadores en cada corte de precisión? Te lo resumimos en este artículo. Prepárate para conocer la loncha perfecta:

  • Debe comerse de un solo bocado

La loncha ideal debe mantener el ancho de la pieza y respetar entre 3 y 4 cm de largo. Estas dimensiones permitirán al comensal disfrutar de un bocado lo suficientemente contundente como para apreciar las propiedades organolépticas del jamón sin presentar dificultades a la hora de comer. 

  • Fina, no gruesa

Por otro lado, la variable grosor es fundamental. La loncha perfecta consigue el equilibrio perfecto. Debe ser casi traslúcida, dejando ver el cuchillo a través de la misma. Por contra, una loncha demasiado gruesa no se deshará en la boca ni nos dejará disfrutar del sabor de la grasa, arruinando así la degustación.

  • Armónica: la combinación equilibrada de grasa y magro

Otra característica de la loncha que buscamos al realizar el corte es que combina armónicamente la grasa y el magro. Es importante tener en cuenta que, si hablamos de la grasa de un Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González, no debemos olvidar las propiedades nutricionales que ésta aporta a nuestro organismo. Además de contar con todas las propiedades de la bellota, que consigue infiltrarse en cada fibra del animal, la grasa aporta untuosidad a la loncha, dotándola también de un profundo bouquet de aromas y matices.

Puedes leer más acerca de los beneficios de la grasa de nuestro Jamón de Bellota 100% Ibérico en este artículo.

  • El secreto: ser constante

Dar con la loncha ideal demanda mucha destreza. Sin embargo, el verdadero desafío está en cortar cada una de las lonchas de manera similar, respetando las características antes mencionadas. ¿Te imaginabas que los maestros cortadores tenían que atender a tantos detalles?

Si quieres asumir el desafío de la loncha perfecta, toma como modelo nuestro Jamón de Bellota 75% Ibérico Castro y González Cortado a Mano ¡y a practicar!

Recuperarte adecuadamente después de hacer ejercicio es tan importante como hacer actividad física. Además de una buena hidratación, hay otros aspectos que puedes tener en cuenta para que cada entrenamiento sea una experiencia revitalizante. ¡Presta atención a estos tres consejos!

  • Ingerir proteínas

Las proteínas presentes en alimentos como el Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González son esenciales para una buena recuperación después de hacer deporte. Ya te lo contamos en este artículo. La importancia de las proteínas en los procesos de regeneración muscular es indiscutible y según los expertos, cualquier deportista debería asegurar un aporte proteico adecuado a su desgaste físico.

  • Solo para valientes: date una ducha helada y caliente

Alternar unos minutos de agua caliente y combinarlos con lapsos de agua fría favorecerá la circulación y acelerará el proceso de recuperación muscular. Un cambio de temperatura brusco obliga a tu organismo a alcanzar el equilibrio, de esta manera, mejoras la movilidad, reduces el dolor muscular y combates la rigidez.

  • Haz una bien merecida pausa

Tómate un tiempo para relajarte. Medita, haz yoga, disfruta de unos masajes o escucha música relajante. Poner tu mente en blanco te ayudará a potenciar los efectos positivos del entrenamiento a nivel mental.  

Si crees que hay alguien a quien pueda interesarle este artículo, ¡compártelo! Y tú, ¿qué hábitos realizas al finalizar tu rutina de ejercicios?

Hoy, a la hora de comprar somos más responsables, respetuosos y estamos más concienciados que nunca. Este es uno de los resultados a los que llegó la Encuesta sobre los Hábitos de Consumo 2020 de la Mesa de Participación (MPAC). ¿Qué aspectos consideras tú a la hora de comprar un producto? ¿Sueles analizar de dónde viene ese alimento que estás a punto de comprar? Esta es la tendencia:

Más responsabilidad

Somos cada vez más conscientes de las consecuencias que traen aparejadas nuestras acciones y nuestras decisiones de compra. Esto significa que estamos más comprometidos y que ya no estamos dispuestos a mirar hacia otro lado cuando se trata de cuidar la salud de nuestra familia y de nuestro planeta.

Un ejemplo muy claro es el del desperdicio de alimentos. Aprovechar las “sobras”, planificar las compras y comidas no solo nos permite ahorrar dinero: es una responsabilidad que asumimos por una cuestión ética. Así, la tendencia es valorar lo que hay detrás de nuestros alimentos y aprovechar cada recurso que se invirtió en elaborarlo, como las semillas y la mano de obra. Hay muchas iniciativas valiosas en este tema, como la que propone la APP Too Good To Go.

Con el foco puesto en el origen

Otra de las inquietudes que muestran los consumidores de hoy es la de conocer el origen de los productos que consumimos. Los productos industriales son más económicos, sí, pero también pueden ser más dañinos, tanto para nuestra salud como para el bienestar del planeta. Por lo tanto, la nueva tendencia es abrazar la elaboración artesanal y los productos locales, y valorar el trabajo de todas las personas que han hecho posible que ese alimento llegue hasta ti.  

La ética como bandera

Como consecuencia de la crisis climática que estamos atravesando, comenzamos a valorar la producción a través de técnicas y procedimientos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. A su vez, sabemos que detrás de cada producto hay una plantilla de empleados. Por eso, nos preocupamos por el bienestar de las personas involucradas en la cadena de suministro y exigimos que disfruten de unas condiciones de trabajo dignas y seguras.

Está claro que detrás de cada alimento hay personas, un entorno y mucha responsabilidad. Desde Castro y González estamos convencidos de que estamos en el camino correcto para preservar la salud de nuestros clientes y de nuestro planeta.

Un Jamón Castro y González es producto de un saber hacer centenario. Desde el primer momento, prima la excelencia y el foco está puesto en garantizar la máxima calidad. Esto aplica a la genética y la alimentación de nuestros animales, el cuidado del entorno y a cada instancia de nuestra elaboración artesanal. Si quieres disfrutar de todos los matices y aromas de un Jamón Castro y González desde la primera hasta la última loncha, guárdalo adecuadamente en función de cuándo piensas volver a comerlo: 

  • Voy a consumirlo en las próximas 48 horas

Si tu plan es seguir cortándolo próximamente, cubre la pieza con un film protector y colócale un paño por encima para protegerlo de la luz solar. Luego, recomendamos colgarlo y conservarlo en un lugar fresco, seco y alejado de la luz solar. Déjalo a temperatura ambiente o en un lugar ligeramente más fresco pero ¡no lo guardes en el refrigerador!: la temperatura debe mantenerse estable y variar lo menos posible con respecto a la temperatura en la que se realizará el próximo corte.

  • Quiero guardarlo durante varios días o semanas

En ese caso, lo mejor que puedes hacer para conservar tu Jamón Castro y González es cubrirlo con un paño de algodón limpio que no suelte pelusas. De esta forma, puedes guardarlo durante 15 y 20 días, aunque este periodo puede extenderse en función de las condiciones de calor y humedad características de cada región.

También puedes cubrir la parte abierta del jamón con tiras de grasa blanca rosácea que puedes cortar de la parte externa de la pieza. Posteriormente, cuando quieras continuar con el corte puedes frotar esas tiras de grasa sobre la parte expuesta para lustrarla y que vuelva a coger brillo. Lo que no es recomendable es frotar dicha parte con aceite de oliva ya que puede afectar al sabor del jamón.

¿Te falta algún complemento para cortar tu Jamón Castro y González como un verdadero profesional? ¡Haz clic aquí!

Los expertos en salud están de acuerdo en una cosa: para prevenir enfermedades hay que adquirir buenos hábitos. Esto significa dormir 8 horas, hacer ejercicio físico y comer de manera saludable. Ahora todo el mundo habla de los antioxidantes y de sus efectos saludables, pero ¿qué son y por qué son tan beneficiosos? ¿cómo podemos incorporarlos a nuestra dieta?

Según la Fundación Española del Corazón, los antioxidantes son fundamentales para mantener la salud en estado de plenitud. Se trata de compuestos sintetizados por las plantas en sus diferentes partes (frutos, hojas, ramas, raíces, etc.). Cuando las personas los ingieren, protegen de manera amplia y eficaz su salud, previniendo el desarrollo de enfermedades tan graves como el infarto de miocardio y el ictus.

¿Dónde puedes encontrar antioxidantes naturales?

Estos compuestos están presentes en frutas, verduras, y en algunos productos específicos de origen animal. Tal es el caso de nuestro Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González que además de ser uno de los manjares de la gastronomía española, está repleto de propiedades beneficiosas para la salud, como el ácido oleico, fuente de potentes antioxidantes naturales. ¿Quieres saber cuáles están presentes en nuestro Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González? Dejamos la respuesta en manos expertas.

En 2017, los investigadores del Hospital Juan Ramón Jiménez y el Distrito Sanitario de Huelva-Costa realizaron un estudio para evaluar las propiedades del Jamón de Bellota 100% Ibérico y detectaron que presenta altas cantidades de polifenoles y vitamina E (tocoferoles). Esto se debe al origen y al cuidado proceso de elaboración de esta variedad, ya que la alimentación de estos cerdos en montanera se basa exclusivamente en puras bellotas.

Avalado por la ciencia

Según el estudio, ingerir 40 gramos por día de Jamón de Bellota 100% Ibérico aumenta el colesterol bueno y reduce los niveles del colesterol malo, sin aumentar el peso corporal o el perímetro abdominal. Unos resultados parecidos a los que obtuvo el estudio del Hospital Universitario Ramón y Cajal, el primero que se realizó para comparar los efectos vasculares del Jamón de Bellota 100% Ibérico y de cebo. Durante seis semanas, los participantes ingirieron a diario 50 gramos de Jamón de Bellota 100% Ibérico y los resultados fueron asombrosos: no aumentaron su peso, ni experimentaron una subida de triglicéridos, y su tensión arterial se vio disminuida. ¿Los responsables? ¡Los antioxidantes!

¿Te imaginabas que el Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González podía ser fuente de los famosísimos antioxidantes naturales? ¡Mira cómo contribuye a mejorar la dieta de los deportistas!

El arte de cortar jamón parte de la mejor pieza. Para vivir una experiencia de corte de jamón realmente inolvidable debes contar con los instrumentos adecuados y un Jamón Castro y González. ¿No sabes cómo elegir o valorar la calidad del mejor jamón? En este artículo te lo contamos todo.

Una apuesta por unos sabores, aromas y una experiencia inconfundible

Antes que nada, debes conocer las características de los mejores jamones. El Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González es la crème de la crème. Es muy superior a otras variedades y se obtiene a partir de la raza más pura criada en libertad, de padre y madre 100% ibéricos. Durante la montanera, son alimentados únicamente a base de una infinidad de tiernas bellotas, hierbas que crecen naturalmente en nuestras dehesas, setas y raíces. ¡Ahora ya conoces el porqué de su sabor inconfundible!

Este jamón de precinto negro es el resultado de la cruza de los mejores ejemplares, de los recursos que la tierra pone a disposición en la dehesa y del aroma a campo. Y, por supuesto, de las manos que controlan y potencian cada matiz, con un saber hacer centenario que inició con nuestro abuelo Aurelio González.

Sin embargo, además de nuestro buque insignia, también contamos con otras variedades que te harán vivir una experiencia diferente. Por un lado, nuestro Jamón Castro y González “Selección”, muy superior a un jamón de precinto verde. Por el otro, el Jamón Castro y González “Fusión”, una propuesta elegante y refinada, compleja y llena de matices, ideal para quienes buscan una expresión nueva, singular y diferente del jamón. ¿Quieres dar con el ideal? En este artículo te contamos más detalles sobre nuestra línea exclusiva de jamones.

 ¡Pon a prueba tus sentidos!

Cuando tengas jamón frente a ti, tus sentidos te guiarán. Un Jamón Castro y González primero entra por los ojos, por lo que podrás admirar una pieza armoniosa y recta, sin mostrar exceso de tocino. ¡Ahora el tacto! Puedes evaluar la infiltración de grasa de la pieza presionando con el dedo en la parte baja del jamón. Este ha de penetrar en la pieza, ¡ya se puede sentir esa untuosidad!

¿Qué te ha parecido esta breve guía? ¡Síguenos en redes sociales y sumérgete en el mundo de Castro y González!

¿Qué delicias compartirás con los tuyos estas fiestas? Sí, sabemos que estamos ante un fin de año atípico. Las medidas de seguridad son lo más importante a la hora de celebrar y luego viene lo demás… Sin embargo, como en todas las fiestas, los aromas, texturas y sensaciones hacen del encuentro algo especial.

Las variedades son infinitas, aunque hay algo que nunca puede faltar: un Jamón Castro y González “Selección”. Unas lonchas de esta delicia, por sí solas, no dejarán indiferente a nadie, pero te damos algunas ideas para combinar este jamón en preparaciones que intensifiquen su sabor, ¡prepárate para sorprender!

Una explosión crujiente

Suele ser uno de los sentidos más ignorados al hablar de gastronomía, aunque hay decenas de estudios que prueban que cómo suena la comida al morderla es determinante en la experiencia del comensal. ¿Quién puede resistirse a un bocado crujiente? Esta combinación no puede faltar en tu mesa.

Puedes agregar unos piñones o un toque de cebolla crujiente a una preparación o ir a por una propuesta más ambiciosa y optar por unas alcachofas en vinagreta con crujiente de Jamón Castro y González “Selección”, una preparación deliciosa y que apenas lleva tiempo hacerla. O puedes decantarte, en cambio, por una receta de milhojas de queso crujiente con Jamón Castro y González “Selección” y tapenade, te lo aseguramos: no hay invitado que se resista a esta presentación.

Agridulce, para los que buscan una experiencia diferente

El toque agridulce tiene la capacidad de destacar los matices de todos nuestros jamones. Para vivir una experiencia diferente, prepara estos chupitos de melón con jamón, ¡la combinación de ambos ingredientes te encantará! Si te parece una alternativa demasiado refrescante para invierno, unos higos con queso de cabra y Jamón Castro y González “Selección” te asegurarán el éxito, ¿no se te hace la boca agua?

Mar y tierra

Si buscas el detalle innovador, tienes que incluir una receta que incluya frutos de mar y Jamón Castro y González “Selección”. Decántate por unas anguriñas salteadas con ajo, huevo de corral y tacos de jamón. Puedes presentar esta delicia en cazuelitas y coronar con una yema de huevo y virutas de jamón. ¿Te gustan las vieiras? Sírvelas como entrante, cocinadas a la gallega, con raspas de nuestro jamón, cebolla y vino blanco. Aquí te dejamos una receta que sorprenderá a tus invitados.   

¿Qué te parecen estas propuestas? ¡Ya queremos que nos cuentes los resultados!

Las fiestas son el momento más especial del año, en el que esperas reunirte con los tuyos y disfrutar de cada segundo compartido. Si bien las que estamos a punto de vivir serán posiblemente las más atípicas de nuestras vidas, ¡no por eso son menos especiales! Te contamos algunos recursos que puedes utilizar para sacar el mayor partido de estas fechas. ¡Toma nota!

Reinventa tu hogar

Los días de confinamiento nos han dejado una enseñanza: el de mirar con otros ojos cada rincón de nuestro hogar. ¿Has tenido la oportunidad de resignificar cada espacio? En esta oportunidad, puedes ambientar con detalles navideños y acomodar los muebles para ampliar los espacios comunes. Así, no solo causarás una sensación agradable en los invitados, sino que garantiza la distancia de seguridad, un punto fundamental en estas fiestas.

Pon en primer plano a los sentidos

Recibir personas en casa, aunque en esta oportunidad sean unas pocas, siempre es motivo de festejo. La mejor experiencia es la que se vive con los cinco sentidos. Aprovecha para encender algunas velas, coloca unas luces extra por los espacios de tu hogar, encender un aromatizador con aceites esenciales y acompaña con música agradable y suave. Cuanta más calidez puedas transmitir, ¡mejor!

Y llega el turno de nuestro paladar: no hay nadie que se resista a la untuosidad, aroma y matices de un Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González. Estás ante la oportunidad de ofrecer a tus invitados el lujo de disfrutar del mejor jamón cortado por tus propias manos y, si lo conservas bien (y tus invitados no acabar con él), hasta podrás hacerlo rendir en todas las fiestas de fin de año. Haz clic aquí para conseguir el tuyo.  

El secreto está en los detalles

Como dicen las abuelas, “los grandes corazones se conocen con los pequeños detalles”. ¿Te consideras una persona detallista? Acuérdate de aquel que no se resiste a los quesos y plántale una tabla con una variedad de quesos exquisitos. O sorprende a los amantes de la buena vida con unas lonchas de los embutidos Castro y González más exclusivos. Combínalos con el maridaje perfecto ¡y a compartir un momento único!

Quienes prueban unas lonchas de un Castro y González “Selección”, perciben en su aspecto unas características que les recuerdan a nuestro Jamón de Bellota 75% Ibérico Castro y González. ¿Cómo es esto posible? En este artículo te contamos las características de un jamón que promete hacerte viajar a nuestras dehesas. 

El punto de partida

Nuestro Jamón “Selección” parte de la genética más cuidada de nuestros ejemplares 75% ibéricos. Como verás, es exactamente el mismo animal que utilizamos para elaborar el Jamón de Bellota 75% Ibérico Castro y González, una de nuestras líneas más exclusivas (además del Jamón de Bellota 100% Ibérico Castro y González, claro). Esto explica, en parte, la similitud en la apariencia de ambos jamones. Sin embargo, a partir de los 2 años de vida, los cochinos vivirán estilos de vida muy similares, pero se diferenciarán en un aspecto crucial: la alimentación.

Pastos, la mejor selección de cereales…y algo más

Como sabes, la alimentación a base de puras bellotas es uno de los requisitos que debe cumplir un gran Jamón de Bellota. El Jamón Castro y González “Selección”, en cambio, se elabora a partir de cochinos que han sido alimentados a base de pastos, cereales de alta calidad, y todos los recursos de la dehesa, incluida la bellota, si bien no ha alcanzan su peso óptimo solo a base de este fruto.

Un estilo de vida único

Al igual que los cochinos con los que elaboramos nuestros Jamones de Bellota, los “Selección” también disfrutan de la buena vida. Suelen tomar largos paseos por la dehesa, frescos baños en nuestras charcas y dejarse llevar por la paz del entorno, lo que usualmente acaba en una siesta bajo la sombra de alguna de nuestras encinas.

Un producto final superior

Las características que aporta esa alimentación, la genética y el estilo de vida del animal, se potencian con el saber hacer de la familia Castro y González. Después de un exhaustivo análisis de las piezas, controles de PH, temperatura y grado de grasa, los jamones atravesarán un proceso de curación mínimo de 36 meses, monitoreado por los maestros jamoneros más exigentes.

Una vez estés frente a un Jamón Castro y González “Selección”, te llamará la atención una pezuña negra y gastada por los largos paseos en la dehesa. Verás cómo su parte grasa es ligeramente más oscura que la de los Jamones de Bellota Castro y González y que la proporción de ésta es menor, dotándolo de un bouquet más suave, aunque dispuesto a transportarte directo a nuestras dehesas. Una obra maestra que querrás tener siempre a mano para darte la buena vida.

¿Te atreves a vivir la experiencia Castro y González “Selección”? Recíbelo en solo unos días en la comodidad de tu hogar.

El cerdo ibérico es una insignia de nuestra tierra. Su origen se remonta a una de las culturas que más huellas dejó en nuestro país: la fenicia. Al parecer, fueron ellos quienes introdujeron los cerdos en la Península Ibérica y los cruzaron con el jabalí, un animal salvaje oriundo de nuestros paisajes. Esta nueva especie se desarrolló a lo largo de los años y, con la ayuda de expertos en genética, innovación y desarrollo, se consagró como uno de los animales más nobles de la región. ¿Qué conoces acerca de él? Te compartimos tres curiosidades del cerdo ibérico ¡que no sabías!

Son grandes amantes de la buena vida

La vida del cerdo ibérico, especialmente el cerdo de raza pura ibérica en montanera es puro placer: disfrutan de largos paseos por nuestras dehesas y hasta toman de vez en cuando una siesta a la sombra de nuestras encinas y quejigos. Es un momento crucial en la crianza del cerdo porque es entonces cuando ganarán aproximadamente el 50% de peso final. En promedio, beben hasta 50 litros de agua al día y comen entre 8 y 12 kilos de bellotas, además de tiernos brotes, raíces y setas. ¡Imagina que durante la montanera cada cerdo dispone de entre 2 y 3 hectáreas!

Son comensales exquisitos

Contrariamente a lo que se piensa, esta raza de cerdo es muy exquisita con lo que se lleva a la boca. Aman las bellotas por encima de todo, pero no cualquiera de ellas. En función del árbol del que provienen, algunas son más amargas, otras más dulces… Por eso, hacen honor a sus ancestros y utilizan su increíble olfato de animal salvaje para rastrear los frutos más tiernos que se hallan en nuestras dehesas. Otro dato curioso es que, una vez hayan localizado su objetivo, se toman el trabajo de dejar de lado la cáscara para comerse únicamente el interior del fruto.

Realizan mucho ejercicio

Un cerdo ibérico es capaz de recorrer hasta 14 kilómetros de dehesa al día en busca de sus bellotas preferidas. Este continuo movimiento, sumado a la genética del animal y a una alimentación a base de bellota, son la combinación perfecta para que las propiedades de este fruto penetren en la fibra, impregnando la carne con propiedades nutritivas, aromas y sabores inigualables.

¿Te han sorprendido estas curiosidades del cerdo ibérico? ¡Descubre más detalles sobre su vida en montanera aquí!