El origen de esta profesión se remonta a la edad media y es que en el s. XIV más concretamente en el año 1318, el rey Felipe V contaba con esta figura, la cual tenía la misión de probar el vino antes de que lo tomara el monarca, certificando que no estaba envenenado.

Read More