Al ver un jamón muchas veces pensamos en quitar la grasa, desecharla porque engorda y no aporta apenas nada. La cosa cambia cuando el jamón es ibérico y esta grasa de la que hablamos está infiltrada en la misma carne, proporcionándole este veteado de aspecto marmóreo.

Read More