Cuando “abrimos” un jamón ibérico en seguida se nos van los ojos hacia la carne bella y veteada y sabemos qué parte tenemos que elegir para quedar bien. La grasa infiltrada y la que acompaña a los laterales de la carne esconde sabores de montanera que no queremos desechar.

Read More