En esta época de recolecta de setas qué mejor compañero que el jamón ibérico.

Ingredientes:

  • 500 grs. de setas de ostra
    · 125 grs. de jamón ibérico Castro y González
    · Seis dientes de ajo
    · Una guindilla
    · Un manojo de perejil fresco
    · Vino oloroso
    · Aceite de oliva virgen extra
    · Sal en escamas
    · Pimienta negra

    Elaboración:

    Limpia bien las setas de cualquier resto de tierra que puedan tener. Sólo has de limpiarlas con agua si fuese necesario. Tendrás que secarla muy bien con papel de cocina.

Pela los ajos y pícalos muy pequeñitos. Lava el perejil, lo secas bien y también lo picas muy fino.

Pon una sartén a calentar a fuego fuerte con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Añade las setas y las doras por ambos lados. Repite la operación tantas veces te hagan falta, hasta que estén todas doradas. Si observas que sueltan un poco de agua sube el fuego y se evaporará, es sólo señal de que no estaba lo suficientemente caliente.

En la misma sartén, baja el fuego y añade cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra y los ajos picado. Antes de que se doren incorpora el jamón ibérico, la mitad del perejil picado y la guindilla. Lo salteas y añade el vino oloroso. Cocínalo unos minutos hasta que evapore casi todo, apaga el fuego y reserva.

Ve colocando las setas en una bandeja y vierte sobre éstas el aceite con los ajos y el jamón ibérico.

Espolvorea el perejil picado que te queda, añade un poco de sal en escamas, pimienta negra recién molida y lo sirves.

No abuses del pan, aunque la salsa resultante está ¡para chuparse los dedos!
Fuente: www.lavozdigital.es