Para saber quiénes fueron los primeros en disfrutar de este delicioso manjar nos tenemos que ir a Grecia o a la antigua Roma, a quienes se les atribuye su elaboración. Como en todo, lo más importante a la hora de disfrutar de un salchichón espectacular es su esencia, la materia prima. Este ibérico de Castro y González se elabora con la mejor carne de cerdo ibérico de raza alimentado en dehesa con los pastos naturales y a base de bellota.   

El salchichón es uno de los productos más característicos del cerdo y de la matanza, esto es porque forma parte de esta costumbre  tan arraigada en nuestro país. Es ideal para tapear, acompañado de un  poco de pan aunque es igualmente empleado en la composición de bocadillos.

Pero ¿cuando se hizo popular este alimento? El salchichón se hace popular en el siglo XVI en el momento que llegan desde América las especias, las cuales les dieron el empujón a modo de un nuevo carácter en su sabor, uin sabor hasta ese momento desconocido y también aunque curioso por ese característico color rojo oscuro.

Nuestro salchichón Castro y González de bellota ibérico natural es un equilibrio de sabores

Las piezas más nobles de nuestros ejemplares ibéricos como es la presa ibérica, son las que se utilizan para elaborar de forma artesana nuestro salchichón de bellota ibérico. Un aroma intenso, jugosa textura y especial equilibrio entre grasa, magro y pimienta negra, dotan de una sutil exquisitez natural a nuestro salchichón.