Tener un índice de colesterol elevado no ocasiona molestias ni ningún tipo de dolor, es asintomático. Según estadísticas recientes, uno de cada dos españoles mayores de edad tiene el colesterol alto. Al igual que otros elementos de nuestro organismo, el colesterol es necesario para que nuestro sistema funcione correctamente. En realidad, lo que no es bueno es tener demasiado colesterol. Unos hábitos equilibrados y sanos harán que éste se normalice.

Si en tus análisis se han visto alterados y se refleja en ellos demasiado colesterol, tendremos que realizar un cambio de hábitos de vida así como en nuestra dieta. Reducir el colesterol es relativamente fácil si sigues estos consejos:

  1. Es conveniente darle cierta preferencia a las frutas y verduras al igual que comer cereales integrales. Los expertos nutricionistas recomiendan  la ingesta de fibra soluble (avena, legumbres, plátano, manzana, judías verde…) que es aquella que nuestro organismo procesa y hace que se cree una reducción de la absorción de grasas y azúcares de los alimentos en general.
  2. Comer grasas saludables. Muy aconsejable consumir ácidos grasos monoinsaturados (aceite de oliva virgen, jamón ibérico), ácidos grasos omega3 (pescado azul) y antioxidantes (frutas y verduras). Especial mención requieren las nuecesl, ya que comer 50 gramos de éstas al día reduce el colesterol LDL (el malo) en un 7%.
  3. Limita el consumo de grasas saturadas (lácteos, bollería, fritos…) ya que éstas aumentan drásticamente el colesterol malo. Estas grasas no deberían ocupar más de un 10% de la dieta. Cocina siempre que puedas al vapor, a la plancha o al horno.
  4. Elimina o reduce el alcohol y los dulces ya que los azucares e hidratos de carbono aumentan los triglicéridos.
  5. El sobrepeso es uno de los enemigos directos. Los médicos recomiendan practicar como poco media hora diaria de deporte suave, aunque lo aconsejable y efectivo en poco tiempo, es una hora al día de ejercicio combinado con la dieta sana ya que el sedentarismo es también responsable de la acumulación del colesterol “malo” y la bajada del “bueno”.

* Existe un tipo de colesterol hereditario el cual necesita un control médico y quizá un tratamiento adicional.