Las proteínas en nuestro organismo sirven, por ejemplo, para crear nuevas proteínas que serán las que construyan los nuevos tejidos como los de nuestra masa muscular. Comer jamón ibérico cuando ya se va teniendo una edad es importante, ya que con el paso del tiempo nuestra masa muscular se debilita. Esto no quiere decir que comiendo jamón esté todo solucionado, también hay que moverse y entrenar el músculo.

Las proteínas del jamón ibérico se descomponen en aminoácidos y son asimiladas por nuestro organismo y tienen además funciones fisiológicas precisas para subsistir.

El jamón ibérico contiene más de 30 gramos de proteína con cada ración de 100 gramos y con un aporte calórico moderado.

La proteína es el nutriente que todo deportista va buscando y es fundamental en su dieta. La gasolina del deportista son los hidratos de carbono, pero se necesita tener los músculos a pleno rendimiento y las proteínas ayudan a que estos se recuperen del esfuerzo al cual son sometidos. El jamón ibérico es uno de los alimentos con más proteína, aparte de su escaso contenido acuoso y sus múltiples minerales y antioxidantes.

Es un alimento del cual no hace falta atiborrarse, simplemente con un par de lascas se consiguen unos diez gramos de proteína y cinco de grasa.

El jamón ibérico es el alimento que está listo para consumir y que contiene más proteínas, estando por encima del queso, las nueces, los garbanzos y la propia carne.