Hablar de la gastronomía española es hablar en principio con palabras mayores, nuestra gastronomía ha sido reconocida en casi todo el mundo. Desde hace unos años y debido a que estamos en plena era de la comunicación, se ha ido extendiendo rápidamente y poniéndose por delante incluso de la cocina francesa. Esto ocurre porque nuestra cocina siempre ha sido una cocina tradicional, pero la entrada de una nueva ola de expertos hace que la base de esta cocina haya dejado innovar y experimentar a estos nuevos maestros, aportando a nuestra dieta la fuerza de cada uno de ellos intercambiando la propia historia interna de nuestro país y aprovechando el legado de cada una de la regiones que lo conforman.
Además de todo esto, hay que tener en cuenta que nos beneficiamos de unos productos gracias al legado externo, gran parte de ellos han sido la base de nuestra cocina (patata, ajo, aceite, almendras, arroz, pimiento… etc.) y que hemos estado desarrollando antes de que se extendieran por Europa.
Nuestra gastronomía es la mezcla de todo lo que ha ido ocurriendo en nuestro país y cada una de sus regiones desde antaño, una cocina influida por el clima, que genera un tipo de modo de vida muy característico y por la herencia de culturas como la árabe, la romana y más tarde la americana.
Lo que está claro es que la gastronomía española es una de las mejores del mundo por la calidad y la variedad de los productos que utiliza, catalogándose como única, variada e inimitable… Y que tiene como estandarte el jamón ibérico de bellota, tesoro nacional y patrimonio del país.