La ciática es un dolor molesto y dilatado en las nalgas, acentuado normalmente en la derecha, en la pierna por su parte posterior y que puede llegar hasta el talón. Esto se debe a la compresión o inflamación del nervio ciático.
Existen distintos pasos y ejercicios que pueden hacer que este malestar disminuya considerablemente, en casa y sin dificultad, como antiguamente.
El uso de compresas frías reducirá la inflamación que se ha formado rodeando el nervio, para más tarde aplicar estas mismas compresas tibias que hará que se dilate y se relaje la zona afectada.
Los ejercicios de estiramientos son muy importantes, pero hay que ser constante.
Si no sabes cómo estirar o hacer extensiones de espalda coméntaselo a tu médico ya que existen tablas hechas en los centros de salud donde gráficamente se explican cómo hacer estos ejercicios.
Todo esto sumado a levantarse de la cama despacio, distribuir el peso siempre mientras estás erguido, mantener la cabeza y hombros alineados cuando se camina nunca hacia delante, en la silla intentar mantener la espalda siempre recta, harán que estos síntomas no persistan, aunque son más aconsejables sin duda como preventivos.
Es un problema muy frecuente y si no es grave bien sea por malformaciones o algún tipo de trauma, remite poco a poco en casa y descansando.