¿Quién no disfruta al deleitarse con un buen plato de jamón ibérico de bellota cortado a mano que representa uno de los más deliciosos manjares de nuestra rica gastronomía? Pues bien, si quieres disfrutar todavía más, te conviene seguir estas sencillas reglas que te permitirán saborear más aún esta joya de la gastronomía española.

  1. La temperatura a la que se sirve el jamón, es fundamental. 22-23º es la temperatura aconsejable para que el jamón pueda ofrecer todo su sabor.
  2. A la hora de degustar el jamón ibérico de bellota, debes olerlo y al saborearlo, apreciar el maravilloso sabor pronunciado que deja en el paladar.
  3. Comerlo solo, sin pan, sin nada. Esto nos permite experimentar todo el sabor que el jamón ibérico de bellota de Castro y González nos proporciona.
  4. Si el jamón es envasado al vacío y cortado a mano (de esta forma no pierde ninguna propiedad) ábrelo un rato antes de comerlo para que se desgrase bien.
  5. No congeles el jamón. Perderá sus propiedades.

Seguro que a partir de ahora, te gustará aún más nuestro jamón ibérico de bellota Castro y González.