Beneficios físicos

– Evitan el sobrepeso y la obesidad.

– Fortalecen los huesos, aumento de la densidad ósea.

– Fortalecen los músculos.

– Desarrollo de la capacidad para hacer esfuerzos físicos sin fatiga.

– Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, tensión alta, cáncer de colon y diabetes, entre otras.

Beneficios psicológicos

– Proporcionan bienestar psicológico.

– Mejoran el estado de ánimo.

– Disminuyen el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión.

– Desarrollan la autoestima y la autoconfianza.

 

Beneficios sociales

– Fomentan la sociabilidad.

– Aumenta la autonomía y la integración social.